Adriel – Nocturnidad [2020].

Por: Manuel Betances.

Adriel vuelve a la carga, con esa mente inquieta y prolífica, donde presenta un nuevo EP, y se trata de ‘Nocturnidad’. Tres nuevos tracks conforman este trabajo de unos 10 minutos de duración, y volvemos a tener un poco de temor por algunos aspectos. [Lee la reseña de El Estado del Flow de Adriel, otro EP que lanzó este año] Uno de ellos es la frecuencia con la que se edita material, lo que nos lleva a pensar que las ideas no se maduran bastante, pero a la vez recordamos que la electrónica (y más dentro del estilo cultivado por Adriel) ofrece precisamente esa posiblidad de experimentar. Por otro lado, tememos por estar ante un material monótono. Nada de eso lo van a encontrar en este breve material.

Nocturnidad es un disco cargado de breaks, con caídas lúdicas y de eso sabe Adriel, donde utiliza teclados, secuenciadores, lap-top y todo lo que la tecnología le ofrece para convertirlo en una sala de juego (el tema ‘Nocturnidad’ es todo eso, su playground personal). De lo mejor que encontramos acá es ver como el estilo de este productor local va evolucionando sin dejar de lado su sello particular donde coquetea con los ritmos latinos (en ‘El que baila no le teme a nada’ se nota enormemente esa evolución sin caer en lo repetitivo).

Cerrando el trabajo presentado, se nos confirma lo que sospechamos: Adriel se debe divertir bastante cada vez que inserta una secuencia dejando caer de repente algún efecto (‘Futuro hibrído’ es la última gota de esa copa que derrama sonidos hasta que de repente se le mente un loco al track, y nos regala un MUTE que lo inserta como un efecto más. OJO con eso, que no podemos pasarnos de “creativos” tampoco. Aunque en la experimentación tampoco hay una ley escrita).

Lo importante es la efusividad con lo suenan estos tres temas.
No nos cansan.
Y es bueno.
Y está bien.