Electrónica a la dominicana: 5 producciones para llevar en este 2020.

por: Manuel Betances + Max “Drlacxos” Cueto.-

La electrónica como género musical es uno de los más extenso, desde que se popularizara a nivel comercial generando decenas de sub-géneros y variaciones, haciendo que cada rama sea diferente una de la otra. Es por ello que muchas veces tenemos la difícil tarea de clasificar/encasillar, ya sea por sonidos, estilos, y hasta por época con la finalidad de conocer más a fondo qué nos gusta.

En este ocasión tenemos 5 producciones, todas de manufactura local, pero todas distintas entre sí, teniendo trabajos bien logrados, que van desde la electrónica un tanto compleja, el popular lo-fi, o aquella que sirve de soporte a otras vertientes de las músicas ya establecidas.

Disfruten, conozcan, empápense de toda esta piscina a nivel de selección que les traemos para cerrar el año, dando fe de que este género tiene mucho que ofrecer. Y que día a día seguimos conociendo más.


n o r m a l – Dimensions [2020].

Más propuestas en el espectro ambient de la electrónica dominicana. Es lo que nos trae n o r m a l en un disco de más de una hora de duración, que goza de tintes jazzy, nu-jazz, y ese inconfundible lo-fi hip-hop, que viene adornado con loops y voces a lo lejos, como una intrínseca invitación a dejarnos llevar. Es un disco que dura como la cuaresma, en cuanto a extensión de tiempo se refiere, pero pasa como si nada. Es lo bueno de “Dimensions”, mantiene ese estilo de calma y relajación. Vamos a calmarnos escuchándolo.


Ivanomus – Palma Sola [2020].

Desde Santiago de los Caballeros, esa cantera musical y la gran sorpresa a nivel productivo en el presente año, nos llega un productor que degusta sonidos que van desde lo hipnótico a lo evolutivo, ya que la electrónica se trata de eso: trasladarte de un espacio a otro estando estático. Así suena “Palma Sola”, un disco que nos sobrecoge con su variada mixtura de sonidos, ensamblados con una temática reflexiva a través de sus compases, ruidos y secuencias. Ivanomus nos pone a bailar, pero también a recrear paisajes en nuestra cabeza y eso ya es un plus. Altamente recomendado para escuchar a oscuras, de noche, o trancado (con o sin pandemia). Grata sorpresa de disco.


99Vibes – Alternatives [2020].

Llega el EP de este joven productor local con una mezcla de estilos, pero anclados bajo el sello de la experimentación. Gracias a esta dinámica de dejarse llevar, más allá de las tendencias, por lo que nos guste o arrastre, nos parece bastante orgánico lo que 99Vibes alcanza en cada track que presenta, y “Alternatives” como trabajo definido (aunque muy breve con apenas 13 minutos y medio de duración), es muestra de que se puede alcanzar la plenitud y la satisfacción con lo que nos haga sentir cómodo. Dance, lo-fi hip-hop, IDM, y algunos guiños a world music, es la receta que nos brinda este EP.
Breve (nuestra única queja), pero disfrutable.


Bacayne – Yesternow [2020].

Gennaro de Santis continúa construyendo atmósferas sonoras bajo el nombre de Bacayne, luego de mostrarnos esa mezcla de hip hop abtracto, vaporwave y downtempo conjugado con ese juego constante en las creaciones de sus beats, como en aquel Azure Magic [2016], seguido del EP Alnight [2017] donde técnicas como el Chopped and screwed llevado a otro nivel eran una guía a seguir. Ahora nos soprende con este nuevo camino tomado en Yesternow, en donde la electrónica del productor pareciera que luchara con las tendencias como el lo-fi, pero sin dejar ese sonido poderoso del bajo y esos sintetizadores que aparecen casi de sorpresa, una de las ofertas del sello local STEREOPTICO para este 2020.


MizterRab – Overthinking [2020].

MizterRab no es un nombre nuevo dentro de la electrónica local, por lo que su más reciente propuesta nos trae Overthinking, un “beat tape” que nace en medio de la cuarentena, mientras el productor lidiaba con problemas de pánico y ansiedad. El dominicano radicado en USA se aleja del tecnho bailable, el electrohouse y el deep house que lo caracteriza, para adentrarse en el mar del lo-fi trayendo calma y tranquilidad en 38 minutos que dura este nuevo proyecto.