Rodrigo Cepeda – Strangers [2020].

por: Max “Drlacxos” Cueto

En todos estos años que llevo escribiendo de música, aun hay términos que me dan problemas entenderlos, acuñarlos o se me hace difícil aceptarlos, por ejemplo el término música adulta, que viene del término en ingles “adult contemporary music” y es realmente un tipo de música popular que algunas emisoras de radio emplean como formato dirigido principalmente a una audiencia adulta (de entre aproximadamente 18 y 44 años de edad). Esta en su mayoría es rock suave, pop tranquilo, jazz o R&B clásico. Hace unos días un amigo me explicaba que la música adulta se siente en su estructura, porque no es de fácil digestión a simple escuchada, no tiene ese fácil enganche que tienen canciones más rápidas y pegajosas.

Hablando de crecer, y de tener un contenido maduro en su canciones, alguien que me sorprendió en su primera producción es Rodrigo Cepeda. Con su lanzamiento este año, Rodrigo quien en 2019 mostró el sencillo “I Don’t Feel Like Talking” una canción que nos pintaba un futuro musical diferente, lo veíamos como otro proyecto local que emularía el rock en inglés, con influencias de bandas indie rock.

Esta vez presenta Strangers, un trabajo que consta con 3 canciones (en lo personal siempre me he declarado no fanático de estos trabajos tan cortos, ya que es difícil hacer una evaluación profunda) en donde muestra una madurez creíble en lo sonoro, en las letras, y nos hace llegar al cuestionamiento ¿Puede una persona joven hacer música con una estética adulta? Al parecer Strangers es la mejor respuesta.

Solo hay que escuchar el inicio de esta muestra con When Orchids Bloom”, una composición instrumental a piano que Rodrigo dedica a su papá, una ejecución limpia, que desde la entrada nos anuncia que si buscábamos otro proyecto de rock abrimos la puerta equivocada, para luego pasar a “Passenger” una canción que expresa madurez, desde el tono pausado con un piano presentado como el mejor acompañante, y por un momento olvidamos que Rodrigo no llega a los treinta años, y nos llena de una melancolía casi mágica. Cerramos con la canción que titula este trabajo, “Strangers” y no lo vamos a ocultar, nos llevó rápido a compararlo con The Smith o con el mismo Morrisey, pero a lo largo de la canción Rodrigo lucha para salir de tonos parecidos, y mostrarnos la diferencia.

Strangers es un muy buen intento, pudo tener más canciones siguiendo esta línea y mostrando otras cositas que pudiéramos conocer de Rodrigo en lo musical se nota que hay crecimiento desde su primer sencillo a este trabajo, y algo que no podemos dejar pasar es la portada a cargo de Diego Miranda Ordeix.

Sabemos que aun nos falta mucho por escuchar de Rodrigo, pónganle atención, porque si esto fue apenas una muestra, ya queremos seguir viendo que nos ofrecerá en el futuro.