Gran Poder de Diosa – Plátano de la ciudad.

gpd afichepor : Manuel Betances._

Un vídeo musical es mucho mas que crear un concepto, mientras las imágenes tratan de encajar con la música que le acompañan. Algo que supera el simple trabajo de “maridar” imagen con sonido.

Durante dos días de filmación en exteriores y estudio, La Visual Sonora ha resumido en 4 minutos y 4 segundos, mas de medio siglo de historia dominicana, en un trabajo y esfuerzo en conjunto con la agrupación Gran Poder de Diosa.
No se ha escatimado esfuerzo en dejarnos clara esa historia subyacente que nos acompaña desde los años 30s del siglo pasado, llegando a esta fecha con los mismos complejos, miedos, personajes, y corruptos.

“Plátano de la ciudad” nos deja en la retina un sabor a nostalgia por esos juegos de la muchachada o de cuando a las 9 de la noche, en cada televisor le preguntaban a nuestros padres: ¿sabe usted donde están sus hijos a esta hora? Musicalmente, nos presenta un sabroso pambiche con la magnifica alineación de la banda, y un saxo con tambora por parte de dos experimentados músicos locales: Crispín Fernández y Bolilo.

Esa evocación por nuestras estampas, los tradiciones perdidas, la casita del barrio o el campo, esos años desde los 60s hasta los 90s, emulados en un inocente recreo tradicional como lo era el día de San Andrés; nos habla de cuanto hemos cambiado como sociedad. Precisamente es lo que nos deja en nuestro cerebro este tema con un videoclip rico en color y referentes sociopolíticos. un trabajo dedicado a nuestra generación, y un regalo para la próxima.

En “Plátano de la ciudad”, Gran Poder de Diosa (de la mano de la productora Mediumship y La Visual Sonora), nos reivindican ese país casi perdido a través de los caudillos que hemos tenido que soportar, incluso en este presente.
Esperamos que sirva para refrescar esa memoria colectiva tan falta de referentes, y que tiene que buscar fuera lo que sigue perdiendo dentro.

“Nos secuestraron la risa … ?”, cantaba Luis Días en su `Corazón del pueblo`, y es lo que vislumbramos en el mensaje del presente trabajo.
Ese final del vídeo, o sea, ESE FINAL. ¡Denle Play!