Riccie Oriach pone colores floridos a los nuevos sonidos de Quisqueya.

El rock va más allá de un genero musical y eso está comprobado, como olvidar que La Fania All Stars llegó a ser reconocida por su rock tropical, como cuando Jorge Santana hacía llorar su guitarra mientras Cheo Feliciano vociferaba las sensuales letras de “El Ratón” mientras africanos se dejaban enredar de aquel sonido que en Latinoamerica ya llamábamos salsa…  ¿Quien mas rockero que Ray Barreto en las percusiones?  Existen otros fenómenos dentro de la historia musical, otro ejemplo Celso Piña quien hizo que la cumbia fuera rock en mas de una ocasión ganándose el nombre de “El Rebelde del acordeón” y tendremos cientos de ejemplos que con el pasar del tiempo nos hace ver que el Rock va mas allá de aquel genero nacido en los años 50’s.

Riccie Oriach es un roquero de corazón y rebeldía, que después de alejarse de la escena local llega con una nueva propuesta,  entre camisas floreadas y ritmos bailables le pone los colores mas tropicales a su rock y lo va convirtiendo en cumbias, salsas, sones, sarandugas, y otros  ritmos bailables.

Las canciones de Riccie no tienen freno, no tienen limites, letras llenas de picardía y travesura nos recuerda que la música es divertida, que es alegría.

¿Que se puede esperar de Riccie? quien sabe, mientras en “El Mosquitero coquetea con la cumbia en “La Guayaba” nos desarma un guaguancó con guitarras eléctricas y soneos urbanos; ambas forman parte de lo que será su primer producción que adelantamos que estará cargado de ritmos tropicales y mucho sentimientos rock.