Jonatan Piña Duluc – Soundtrack Vol. I: Secuencia [2021].

por: Max “Drlacxos” Cueto.-

Hace unas semanas [para ser exactos, el 14 de Enero] el músico santiaguero Jonatan Piña Duluc estrenó su tercera producción como solista “Soundtrack Vol. I: Secuencia”. La misma cierra esta especie de trilogía que el saxofonista y guitarrista inició con Drip/Culebra [2017] y que continuaría con Substancia [2018]. Esto nos da a entender que existe un enlace entre las tres producciones, y que juegan con esa continuidad entre composiciones y al mismo tiempo crean un universo cuando combinamos los tres trabajos.

El jazz de Jonatan aporta un conjunto de elementos que lo hacen moverse hacia otros géneros, sin salirse del mismo, manteniendo esta estética de experimentación cargada de improvisaciones, ritmos dominicanos, rock, psicodelia, y muchas veces el uso del ruido a su favor, pero en este trabajo particularmente hay un enfoque hacia ese merengue de güira y tambora que se siente reflejado en todo lo expuesto [muestra perfecta en “Estalkeo y Persecusión en la Duarte (Pacumpilin)”, o a mitad de “Veneno, Pt III”].

El trabajo de Jonatan en esta producción es impecable, por si no lo sabían, hablamos de un “one man band” ya que el músico es el culpable de todo lo que suena en estas 12 composiciones. “Soundtrack Vol.I: Secuencia” es una colección de suites y piezas sueltas escritas para cortometrajes, o inspiradas en conceptos fílmicos, por ejemplo en el mismo se incluye “Navajas” usado para el cortometraje del mismo nombre. La idea futura es publicar relatos cortos que serían las escenas que han inspirado la música o que han sido inspirados por la música de este disco. Buena jugada.

Una de esta interesantes maniobras que realiza Piña Duluc en dicho trabajo, es la inclusión de “Veneno Pt,II” y “Veneno Pt, III” que al parecer son la continuación de “Veneno”, canción que dio a conocer en la primera producción de este proyecto lanzada en 2017. Para mostrar la versatilidad en la composición a mitad del disco, Jonatan presenta “Impressions Suite I” e “Impressions Suite II” que le dan un alto a tantas estridencias creando una pausa y trayendo un poco ese suspenso en sonidos, cambiando el rumbo de esta producción y sirviendo de antesala a “Secuencia”.

Sobre esta última, es una composición divida en tres partes o actos, –Iniciación, Fiesta del Veneno & Confirmación-, una historia sonora progresiva, en donde el músico muestra no solo su experiencia y sus habilidades, sino que las tres aportan esa grandeza como obra en esta producción.

En lo personal, siempre lo he dicho, estamos frente a un genio, no solo del jazz dominicano, sino un músico que tiene mucho que aportar para el mundo, un creador, un compositor de los grandes, que genera un mundo sonoro diferente cada vez que hace música.